9 sept. 2013

Allí donde está el agua más caliente



Sé que estaré por horas
apretado en tus manos
emergido en la espuma de la bañera
en los perfumes de los aceites esenciales.
Sé que seré la esencia
deleitándote con mi presencia
quedando a filo de agua
caminaré suave en tu cuerpo
y cabalgaré los pensamientos tuyos
ardientes de deseo todavía caliente.
Sé que yo me prestaré esclavo
corriendo en gincanas embriagadas
en torno a las curvas de tu seno
en tu pezones me pararé
bebiendo en la fuente del eros
goteare espuma en tu rostro
respirare en tu piel la gana
que buscabas
de la nuca hasta el cuello.
En el agua dulcemente me emerges
aferrado a tu mano…
y desciendo bajo en apnea, entre burbujas de jabón
entre tus muslos me posaré
donde el agua caliente del volcán marino
me anida a su vegetación
donde casi me olvido de respirar.
Encenderé junto a ti ese pensamiento
persistente, que no ha jamás conocido palabras
en tu pubis me moveré
al ritmo de tus ganas nunca exhaustas
que aturden cada silencio
me untaras como crema
entre dedos y labios
me exprimirás hasta la última gota
después tirándome solo en esa bañera
cerraras la puerta
me olvidaras en esa espuma.


Publicar un comentario