29 oct. 2013

Tango de amor



                                                              
Tango de amor

 
                       
                                                           



Es un tango de amor embriagado
de una rosa roja
la cogí de un fajo
y la traje conmigo.

Se vuelve pecador
de un sueño privado de inocencia
el afán de ella,
quedando encadenado,
de su mirada,
retenido y tatuado dentro.

De su esplendido cuerpo
permanece la esencia
como fragancia de amor
entre las sabanas
después de horas de juegos.

Juegos de amor
hasta el anochecer…
Ríen las noches
sensuales y ardientes
gime entre mis brazos
y siento solo su cuerpo
temblar apasionado.

Impenitente es,
este deseo
nutrido de pasión.

El nombre mío
resbala en sus vísceras
como miel
deleitándola y  engolosinándola.

Como refugio
se encuentran nuestras lenguas
de fuego
en la pasión que requema.

En nuevos instantes,
como locos bailarines
nuestro tango de amor.




                                     
                                                                       
Publicar un comentario