24 sept. 2013

Verano incandescente





La combinación de seda negra
se pega al calor de la carne
vibrante, bajo mi respiro.

Ardiente, lasciva tu mirada
implora la pasión querida
la mano tiembla acariciando el rostro,
desciende en la cavidad de la espalda
te arqueas lánguida de deseo…
te respira te impone su ritmo.

Asume extraña forma
en este verano incandescente,
te es urgente dejarte poseer…
El semen se desliza por tu cuerpo,
tiene el sabor de lluvia fresca que restaura.


 

Publicar un comentario