5 dic. 2008

embrujado

 

 

 

 

 

Al ver tu cuerpo

envuelto en delicada seda,

me ha hecho sobresaltar.

Tu mirada así sensual

ha dejado mi cuerpo en tempestad.

No quiero resistirme, quiero unirme a ti.

Estoy dispuesto, quiero donar.

estoy dispuesto, quiero recibir.

cuerpos que se incendian,

mentes que transmigran.
Besar tus labios es intenso como el gusto de un vino exquisito,

el sabor de tu saliva es dulce como la miel.
Mis manos  se apoderan de tu espalda,

tus senos queman mi paladar.

Perfume de sexo en mi boca,

embriagante olor que ofusca la mente.

Déjame libre para explorar tu ángulo de rocío y gozar.

Vientres que juntan y se aprovechan.

Espasmos de placer premian el ardor,

envolviendo los cuerpos, siempre mas empañados de sudor,

haciéndolos libres de fluctuar en el nido del amor.

Y las almas, legadas de potentes cadenas de plata,

se libran en vuelo hacia un mundo mágico,  hechizado,

donde la reina y la eternidad y el rey se llama amor.

Verte mover conmigo desata la fantasía,

escuchar los gemidos y lamentos,

ver las vibraciones de tu orgasmo.

Libera el mío, uniéndolos  en nirvana de las emociones.

Maravillosa criatura, una vez más,

confirme el deseo,

desata tus ganas,

sométeme a tu placer.

Abandonémonos nuevamente  a la magia,

en espera de mañana.

Para recomenzar…

 

 

 

 

 

 

Publicar un comentario