14 feb. 2015

Dos almas besadas por la luna



¡Estamos aún aquí!
Envueltos en la sabana
en la penumbra
de un irrumpido deseo,
tiemblo
mientras bajas las medias
de tus muslos pálidos
fragantes de malicia y campañillas de invierno
Soy fuego  sediento de fuego
el mismo
que arde entre los labios
y en los pensamientos.
¡Estamos aún aquí!
Se abren las piernas
… más
Quiero que sientas este delicado toque
de mis dedos curiosos
que cruzan el umbral
del delirio.
Y mientras imploras
abierta y rendida
para regalar más hambre
a mis caricias,
… párate
y déjame morir
alarga mi ansia
y mírate enrojecer.
¡Estamos aún aquí!
En el temblor
que inunda tu boca
en el borbolleo de los sentidos
que acoge mi carne
en la carne.
En esta danza sin contención
que empuja el corazón
ha extasiar la mente
Ahora que somos dos almas
besadas por la luna.


Publicar un comentario