3 feb. 2015

Mía desde la cabeza los pies


Mía desde la cabeza  los pies
ahora miro tus flancos y tu vientre
y trazo tus lumbares con la tinta de los ojos
te doy mi boca en un tintineo de labios
de lengua y saliva
y he comprendido de repente de no haber vivido
hasta este momento ningún amor así
fuerte y potente de cejarme la luz que
llueve como una tela de satén sobre mi alma
alma desnuda.
Amarte solo ojos y tenerte de solo dedos
me embriaga hasta el borde del alma
pero necesito de entrarte en el corazón
y de bordar mi amor como si fuese
un largo cosquilleo y en todo esto
al cogerte tengo solo el gusto de un
éxtasis y el sabor de un nombre
pronunciado con fuerza.
Exprimirte  amor
consumarte y enroscarte como un
paño empapado hasta hacerte perder peso
te hace sentir mí esclava y mi presa
viva de vida y fatiga
con el corazón hambriento de amor
y es esto que te gusta mientras
me enamoro de ti.


Publicar un comentario