26 ago. 2014

En el mar de agosto




He encontrado tu carne
en el umbral de mi hambre
tenia el olor del mar de agosto
el dorso de aceite y lengua de sal
tu piel de alga envuelta
húmeda tu gana hirviente
el rozamiento de antigua malicia
que rompía ingenuos lazos
el vientre se unía a la boca.

He querido dar vida a las formas
he entrenado las manos inquietas
un secreto olor de violetas
y rosas llamas en los medio días
fingiendo miedo de amar
ansias agudas en tu éxtasis
deseo de locura en el rostro
oprimiendo el nido violado
en el seno procaz he soñado
la lluvias improvisas del verano
el escalofrío de gotas heladas.

Y de nuevo el mar, los labios
en la espalda señales de mordiscos
manos sucias de arena y pasión
frenéticas ondas y ávidas miradas
en la profundidad de las mareas.

En el despertar el perfume
de mi cuerpo que late
en tu cansada respiración.

 
Publicar un comentario