25 may. 2010

las puertas del placer

 

Imagen
Danza una odalisca
en el camino del pecado
más allá de sus  velos rojos
se emborrachan los pensamientos
envueltos de la miel
de una dulce melodía
sonada por las arpas 
de amazonas guerreras

En un vaso nuestro semen
para brindar a las promesas
con los sentidos raptados
de legendarias princesas
que como vírgenes sirenas
de una erótica odisea
me guían más allá del mar
hacia el templo de afrodita
Rosas rojo pasión
sobre plata de un vaso
cogidas en el purpuro encanto
de un jardín prohibido
Polvo de perlas
sobre parpados enfermos
se inflama la piel
en coladas de delicia
Grandes habitaciones del amor
más allá de las puertas del placer
donde diosas de  la lujuria
me ofrecerán el orgasmo
en cálices carnales
 
 Imagen

9 feb. 2010

vuelo del éxtasis

Y aquí estoy….
Penumbra que de besos se llena
temblores en las voces calientes
Acógeme con la voracidad de tu goce
recojo tu dulce sabor con labios
mórbidos
y
calientes de ti!
Rózame la mano,
sutil y al acariciarme
con tu cuerpo que fuego
emana
vibro
gozo.







Luces reflejadas sobre paredes,
tu seno se hunde
debajo de mi lengua
imagen claro oscuro
de mi gusto.
Juego sensual
infinito,
emociones de
boca enmielada
sobre el cuello resbala
lenta.
Resistir….
Tiempos de rodar
fantasía
y realidad.
Ahora únicamente
al penetrarte
empujo mi corazón
como caballo enloquecido
en el vuelo del éxtasis.







22 ene. 2010

mi ángel









Deseosa boca abierta en la espera. Yo, febril carne para probar, venas pulsantes en la aureola enmielada de los senos ya túrgidos del placer. Vientre arqueado, gotas de humor centellantes colan estrechas entre los blancos muslos, mi mano y la tuya.

  Mírame. Si. Soy tu diablo me acerco, teso y rabioso. Los respiros de funden en el aire vibrante nuestro, lenguas aterciopeladas danzan entre perlas y pliegas escarlatas, manos dulces y prepotentes cerradas en implacable tenaza sobre flancos mórbidos é insinuantes, mi impaciencia permuta sobre tus túrgidos pétalos a reclamar aquello que me espera. Si. Acógeme. Soy tu diablo. Diosa, me apodero ansioso de tu templo, acógeme y pretende sin recelo alguno en un torbellino infinito, río brillante de lingotes de oro bañado de la eternidad. De tus temblorosos labios, se oye sofocado un grito... ... Eres mi ángel....