24 jun. 2009

amante perfecta

… y te pones en mi cama,
con cuidado de amante perfecta.
De deseos mi alma estremece,
el mundo para, el placer crece.
Cierro los ojos y siento tu boca
en mi vientre como una mariposa
besando flores en una fiesta loca,
y tu diestra que mi pecho aprieta.
Después, tu cuerpo al mío unido,
explorando los senderos de tu ser interno,
busca la fuente del placer con cariño tierno,
penetra las aguas para ser untado.
Y sin pudor en tu edad,
un éxtasis desenfrenado te vence,
gozas de vibrante ansiedad,
para darme este cuerpo que ya no te pertenece,
y en el hago extraños arabescos,
te envuelvo en pecados dantescos,
como serpiente en voluptuosa danza,
clavo mi semiente cono si fuera lanza.

Publicar un comentario