5 may. 2009

te busco

Te duplicas en el espejo

de mi imaginación

entre las dunas
del más profundo deseo.


Eres mi recompensa más pura

el pensamiento inciso

como clavo en la palma

el contagio de los besos

en las intercesiones de la piel

la lluvia de flores de rocío

entre los cabellos esparcida.

 

Reflejo de sol,

audaz mano entregada de pasión,

grito de un sueño en la noche,

relámpago deslumbrante en la ceguera

amorosamente que me aprieta sin respiro.

Tendida desnuda bañada de cada gota

de tu sudor te busco desesperado

para nutrirme de ti y para secarme

con cada cedula de tu piel húmeda

Y queda... queda el  estupor

el color encendido de tus labios

antes que rocen los míos

eterno para siempre

que me hace libre de tu amor.

Publicar un comentario