25 oct. 2008

rios impetuosos

Labios de fuego

demanda tu vientre

abrasivos, se insinúan en el placer

recamando caricias

sobre tejidos de húmedo deseo

En los gemidos como musica

imponen movimientos, bebiendo

de la carne trazo figuras,

engullendo hilos de miel

Encuentro la unión de los placeres

implorando los músculos

de acamparse sobre tu cuerpo

Sudores y respiros

en el ímpetu de las embestidas

obligando el instinto

a curvar las vértebras

Manos que aprietan manos

sobre senos

que del ardor tiemblan

Gritan, las paredes

excitadas de los espasmos

anunciando al aire la eminente

llegada de convulsivos orgasmos

Desbordados ríos bajan

descabalgando confines

excavan escalofrios voluptuosos

Bocas ardientes liberan

ráfagas de enloquecida pasión

dejando sin aliento dos almas

que han gozado, amándose.

Publicar un comentario